• 21/09/2018
La actividad, organizada por la Coordinación de Bibliotecas de la provincia, tuvo una excelente recepción de los presentes, que se acercaron a consultar y se llevaron sus libros a casa.
Los afiliados del IPS disfrutaron de la “liberación de libros” realizada en sus oficinas de Mitre y Belgrano

Cientos de afiliados del Instituto Provincial de Salud de Salta que hoy se acercaron a realizar sus trámites en las oficinas de Mitre y Belgrano se llevaron no sólo una solución a su gestión, sino también un libro para leer en la espera o disfrutar en sus casas. Es que el IPS fue uno de los organismos públicos elegidos por la Coordinación de Bibliotecas y Archivos de la Provincia para participar de la "liberación de libros” que esa institución realiza cada cambio de estación.

La iniciativa se desarrolla bajo el lema "Sembremos libros para cosechar lectores”, y forma parte de una campaña internacional del Club de los Libros Perdidos. En Salta cuenta con el respaldo del Ministerio de Cultura y Turismo. En este caso, las autoridades del IPS se sumaron a la propuesta. La idea consiste en "sembrar” o "liberar” libros en espacios públicos. Cada libro está identificado como parte de la campaña y se le pide a quien lo recibe que, después de leerlo, lo "libere” en el próximo cambio de estación.

Alrededor de las 10.30 dos colaboradoras de la Biblioteca Provincial llegaron con una caja repleta de libros, y comenzaron a invitar a los presentes a ver los libros disponibles y elegir uno para llevarse. Primero con timidez, pero luego con mucho interés, decenas de afiliados se acercaron y comenzaron a revisar los títulos disponibles, que incluían novelas, cuentos y ensayos para todos los gustos y edades.

Viviana y Yessica explicaron a cada uno de los interesados los alcances de la campaña y los alentaron a buscar hasta encontrar el libro que mejor se ajustara a sus intereses. La propuesta entusiasmó a muchos afiliados, que dedicaron largo rato a encontrar su libro ideal. Otros, en cambio, eligieron rápido y se sentaron a leer, mientras esperaban ser atendidos.

En todos los casos, hubo agradecimientos y elogios para las promotoras de la iniciativa.