• 12/06/2018
Hasta ayer se habían aplicado la vacuna 3.150 personas de los grupos de riesgo. La vacunación se realiza en los Consultorios IPS, en General Güemes y Bolívar, de 8 a 20.
Continúa la campaña de Vacunación Antigripal gratuita para afiliados del IPS

El Instituto Provincial de Salud de Salta continúa con su Vacunación Antigripal 2018, que ya alcanzó a 3.150 afiliados de Salta Capital que recibieron la vacuna en forma gratuita. La vacunación se realiza en los Consultorios IPS, ubicados en General Güemes esquina Bolívar, en horario corrido de 8 a 20. Ante la llegada de una nueva ola de frío polar a la provincia, la campaña busca disminuir las consecuencias ocasionadas por el virus de influenza en la población de riesgo.

El IPS brinda cobertura del 100% en niños de 6 meses a 2 años de edad; embarazadas y puérperas hasta seis meses post-parto; adultos mayores de 65 años de edad y afiliados incluidos en planes especiales (Diabéticos, HIV, Oncológico, Trasplantados, Dializados y Hemofílicos). 
Los tres primeros deberán asistir sin la prescripción médica. Los incluidos en grupos especiales, sin embargo, deberán presentar indefectiblemente la indicación médica correspondiente.
Los afiliados con patologías crónicas respiratorias, cardíacas y otras (según lo determine auditoria médica) tendrán una cobertura del 75%. En ese caso deberán asistir a la Farmacia del IPS, en Belgrano 944, donde luego de su autorización podrán concurrir a farmacias externas para la provisión de la vacuna con el copago del 25%. Los afiliados no incluidos en los grupos anteriores gozarán de una cobertura del 40%, con igual modalidad.
Los residentes de Orán, Tartagal, Metán y Rosario de la Frontera podrán acceder a la vacunación en las delegaciones del IPS de esas localidades. Los afiliados del resto de la provincia pueden concurrir a vacunarse en el hospital o centro de salud más cercano a sus domiclios.

Cabe recordar que la gripe es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año y se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por gotitas provenientes de la vía respiratoria de una persona enferma, a través de la tos, estornudos o simplemente cuando habla. Los síntomas suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas. En niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones.