• 10/08/2017
El ministro de Salud, Roque Mascarello; y el presidente del Instituto Provincial de Salud de Salta, Martín Baccaro, participaron esta mañana de la Jornada “Salud, el desafío del equilibrio”, organizada por la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de la Provincia de Salta (Aclisasa) y la Fundación de Estudios para la Salud y la Seguridad Social (FESS).
El ministro de Salud y el presidente del IPS disertaron en una jornada sobre el desafío del equilibrio en la salud
De la actividad, que se desarrolló en el hotel Alejandro I, participó también el director ejecutivo del PAMI, Sergio Cassinotti.
Luego de las palabras de bienvenida del presidente de Aclisasa, Matías Ormeño; la primera disertación estuvo a cargo del ministro Mascarello. El funcionario comenzó haciendo referencia a que, pese al sistema federal, el sistema de salud en la Argentina presenta una enorme inequidad, tanto en la distribución de los recursos como en el acceso que brinda a los servicios. Luego detalló que los tres subsistemas - público, de obras sociales y medicina prepaga-trabajan sin articulación y en forma totalmente descoordinada; y planteó que "es nuestra responsabilidad cambiar ese camino. Debemos asociar y vincular a cada uno de los subsistemas, porque hoy se hace lo que queremos o lo que podemos, y no lo que debemos. Nos asociamos más a las necesidades del mercado que a las necesidades de la gente”. Finalmente pidió definir nuevas políticas "para construir un sistema con más accesibilidad y sobre todo, más equidad”.
A continuación el presidente del IPS hizo un extenso repaso acerca de la situación de las obras sociales provinciales en general, y de la obra social de Salta en particular. A partir de las estadísticas, trazó un escenario acerca de la situación del IPS frente a sus pares del resto del país y de la región; y luego profundizó en aspectos como los recursos del IPS, las características del consumo de sus afiliados, los desvíos que generan algunas prácticas y planteó los desafíos de cara al futuro. Entre ellos mencionó –en línea con lo que había señalado el ministro Mascarello- la necesidad de avanzar en una mayor equidad y mejorar la accesibilidad.
Para ello propuso acciones puntuales como la disminución de la burocracia y la reducción del gasto de bolsillo del afiliado, objetivo en el que enmarcó la entrega de medicamentos en internación por parte de las clínicas. También anticipó que impulsará una mayor resolución de patologías a nivel local para evitar las derivaciones; y que buscará avanzar en una mejor prescripción de medicamentos, una reducción de las cesáreas innecesarias, minimizar las infecciones intrahospitalarias y, sobre todo, en la prevención del fraude. Este último punto comprende delitos como la sustitución de identidad y la doble facturación. Finalmente insistió en que la prioridad de la gestión es avanzar hacia una mayor equidad.
Más tarde, Cassinotti trazó un duro panorama del PAMI, y aseguró que desde el principio de su gestión, en marzo pasado la obra social de los jubilados, arrastra un déficit millonario que están reduciendo mes a mes. El funcionario nacional aseguró que buena parte del problema del PAMI tiene que ver justamente con el fraude y la corrupción; y comprometió todos sus esfuerzos en alcanzar una normalización que, dijo, demandará mucho tiempo.
También disertó durante la jornada Hugo Villafañe, director operativo de LamMovil, quien hizo un repaso de las soluciones tecnológicas aplicadas a la salud que están disponibles hoy en el país; y trazó un escenario de lo que se viene en esa materia.