Bajo el lema “Construyendo alianzas para proteger la lactancia: por el bien común, sin conflictos de interés ”, WABA (Alianza Mundial pro Lactancia Materna), que trabaja junto a la OMS y UNICEF, presenta la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2017, que se lleva a cabo la primera semana de agosto.
Comienzo la Semana de la Lactancia Materna
La lactancia materna no es un asunto solo de la madre. Es responsabilidad de toda la sociedad.  Deben abrirse oportunidades reales para que todas las madres puedan amamantar.  Esto requiere que los distintos sectores asuman sus responsabilidades: los gobiernos, sistemas de salud, empresas, familias y comunidades.  Por ello es tan importante avanzar con políticas y programas eficaces que conjuguen el esfuerzo colectivo y faciliten la lactancia materna.

El tema se relaciona con  la creación de alianzas necesarias para lograr el Objetivo de los ODS: Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

La lactancia materna es uno de los medios más eficaces y menos costosos para asegurar que madres y sus niños y niñas pequeñas alcancen el nivel de salud "más alto alcanzable”.

La leche materna es el único alimento que el niño/a necesita para los primeros seis meses de vida. Otro tipo de alimentos o bebidas, inclusive de agua, aumentaría el riesgo de que tenga diarrea u otra enfermedad. La leche materna es la "primera inmunización” del bebé, no existen formulas alternativas para su protección.

La alimentación con leche materna y la buena nutrición en la infancia son aspectos cruciales para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio y, en particular, los que se refieren a la supervivencia infantil, como reducir  la tasa de mortalidad entre los menores de cinco años, erradicar la pobreza extrema y el hambre.

UNICEF trabaja con aliados, gobiernos y comunidades para proteger y promover la lactancia natural, apoyando leyes nacionales relacionadas con la alimentación de los recién nacidos, mejorando la atención pre y posnatal y brindando recursos a las madres primerizas a nivel de las comunidades. Otra gran prioridad para UNICEF es apoyar la lactancia materna durante las situaciones de emergencia, cuando las malas prácticas alimentarias suelen contribuir a la mortalidad infantil.