• 10/05/2017
IPS conmemora este día con el objeto de informar y concientizar sobre esta enfermedad tanto a la población en general, como a quienes la padecen y sus familiares.
DIA MUNDIAL DEL LUPUS

El lupus es una enfermedad autoinmune crónica que causa inflamación en varias partes del cuerpo. El sistema inmunológico, aun sin saberse por qué, empieza a generar anticuerpos contra el propio cuerpo. Teresa Cattoni, presidente de (ALUA), sostiene que "la cantidad de pacientes que tienen Lupus en la Argentina no es clara. Son datos extrapolados... Se estima que 1 en 2000 afecta a la población, de los cuales el 90% son mujeres en edad fértil, y también afecta a hombres, niños y ancianos".

El lupus no es una enfermedad contagiosa, ni se transmite por contacto sexual, y las causas que la generan se desconocen, aunque los factores genéticos, hormonales y ambientales podrían estar relacionados. Los daños que puede provocar en los órganos y tejidos son irreversibles y algunos pacientes tienen muerte prematura.

Aunque las señales no son claras, se pueden señalar algunos síntomas, ante los cuales hay que recurrir a un médico:

·Fatiga permanente

·Anemia y debilidad

·Dolor en las articulaciones (a veces con hinchazón) y músculos. Cansancio.

·Erupciones cutáneas de distinto tipo que predominan en áreas expuestas al sol

·Fiebre recurrente sin evidencias de infección asociada u otra causa que la explique

·En casos severos compromiso de órganos internos, como el riñón, con pacientes que terminan en diálisis.

·Lesiones de piel.

·Úlceras o erosiones en mucosas (por ejemplo en la cavidad bucal)

La vida de un paciente con lupus es bastante dura, cambia la vida, porque es una enfermedad muy incierta. No hay dos casos iguales. El Lupus va de lo más benigno a lo más severo porque tiene períodos de crisis, brotes, donde todo se hace mucho más difícil. Y después períodos de remisión donde se aquieta y los síntomas desaparecen, y esto puede durar muchos años.

A nivel social existe un bajo conocimiento de la enfermedad y esto genera innumerables prejuicios y estigmas que afectan la calidad de vida de los pacientes. Por ello informarse siempre es el mejor camino para la prevención y el acompañamiento de quienes padecen una enfermedad como esta.