• 08/05/2017
Es considerado el tipo de cáncer ginecológico más silencioso por la ausencia de síntomas tempranos. Si bien es fundamental su detección temprana, aún no existen test específicos y por lo tanto se lo diagnostica en etapas tardías.
DIA MUNDIAL DEL CANCER DE OVARIO

El cáncer de ovario tiene la tasa de supervivencia más baja de todos los cánceres ginecológicos, y está caracterizada en todo el mundo por un diagnóstico en etapa tardía y una falta de conciencia de los síntomas.

El 8 de mayo de 2013, se celebró el primer Día mundial del cáncer de ovario. En este día, las organizaciones contra el cáncer de ovario de todo el mundo se unieron para instruir a sus comunidades sobre el cáncer de ovario y sus síntomas. Para las mujeres que ya padecen esta enfermedad, sus familias y amigos, el Día mundial del cáncer de ovario ha forjado y continuará forjando un sentimiento de solidaridad en la lucha contra la enfermedad. 

Los síntomas a menudo son mal diagnosticados, ya que pueden confundirse con síntomas de otras enfermedades menos graves, especialmente molestias gastrointestinales. 

No existen pruebas de detección precisas y fiables para el cáncer de ovario. Lo que sí sabemos es que varios factores aumentan el riesgo de cáncer de ovario en una mujer.

Edad: La mayoría de casos de cáncer de ovario ocurren en mujeres mayores de 55 años, una vez que las mujeres han llegado a la menopausia. Algunos tipos de cáncer de ovario pueden aparecer en mujeres jóvenes.

Historial familiar: Las mujeres que pueden estar en mayor riesgo (en relación con la población general) de desarrollar cáncer de ovario son aquellas que, por su lado familiar paterno o materno tienen dos o más parientes que han tenido cáncer de ovario, de mama, de colon o uterino.

Genética: Se sabe que ser portador de anormalidades en los genes BRCA1 o BRCA2 (genes que ayudan a reparar el daño celular) también aumenta el riesgo.

Otros factores: Las mujeres que no han tenido hijos, que nunca han tomado píldoras anticonceptivas, que comenzaron sus períodos menstruales en edad temprana o cuya menopausia comenzó a una edad más avanzada que el promedio tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de ovario. Las mujeres que anteriormente han padecido de endometriosis pueden ser más propensas a padecer de cáncer de ovario.

 Conocer y ser consciente de los síntomas de cáncer de ovario puede permitir a las mujeres recibir un diagnóstico más temprano, cuando la enfermedad es más fácil de tratar.

Si una mujer experimenta con frecuencia uno o más de los siguientes síntomas, es de suma importancia que consulte a su médico.

• Mayor tamaño abdominal/distensión persistente (hinchazón continua)
• Dificultad para comer y sentirse llena rápidamente
• Dolor abdominal o pélvico
• Necesidad de orinar con más urgencia o más frecuentemente

 

 

 

 

El diagnóstico en una etapa temprana mejora enormemente las probabilidades de supervivencia en la mujer. Por ello informarse es fundamental, al igual que conocer los síntomas y  antecedentes familiares, aprendiendo también a escuchar el cuerpo.

La detección temprana es posible….ABRÍ TUS OJOS al Cáncer de Ovario y ante cualquier duda, consultá con tu médico.