Esta fecha, institucionalizada por la Organización Mundial de la Salud, plantea como objetivo la necesidad de difundir los beneficios de la práctica de la actividad física por lo menos treinta minutos diarios.
06 DE ABRIL: DIA MUNDIAL DE LA ACTIVIDAD FISICA

El Día Mundial de Actividad Física se celebra en todo el mundo con actividades que buscan promover el movimiento en todas las edades y diferentes entornos para mejorar la salud.

La Actividad Física (AF) ha sido considerad un pilar fundamental en la promoción de salud hoy en día, ya que además de ser accesible y de bajo costo, tiene un impacto en prevención de enfermedades, disminución de muertes prematuras, y mejora la salud cardiovascular, metabólica, osteo-articular, cognitivo y emocional. Mejora el rendimiento académico en niños y en adultos. Además favorece el relacionamiento social.

Las nuevas recomendaciones de AF no sólo promueven ser más activo (150 minutos por semana para adultos y 60 minutos diarios para niños), sino que en forma independiente también se obtienen beneficios por ser menos sedentarios (es decir estar menos tiempo sentado).

Grandes beneficios surgen de incorporar estrategias de movimiento a diario en el trabajo, los traslados, el hogar o tiempo libre. De esta manera se mejora el bienestar y la salud personal, de la familia y se enseña un estilo de vida que se transmite de generación en generación.

La AF agrupa a todo movimiento corporal que conlleva un gasto de energía, desde las tareas del hogar, los traslados, lo que se realiza en el trabajo y en el tiempo libre. Cuando la actividad se estandariza y busca objetivos de mejorar la condición física se denomina ejercicio, y cuando la actividad se basa en reglas deportivas en disciplinas reconocidas internacionalmente y que buscan un rendimiento deportivo, se denomina deporte. El deporte de elite muchas veces somete al individuo a exigencias que pueden acarrear riesgos a nivel músculo-esquelético o cardiovascular. Es por ello que se estimula la realización de AF moderada la cual permite a cada persona beneficiarse de la protección de enfermedades y mortalidad además de mejorar el funcionamiento general de todo el organismo, pero también con muy bajo riesgo de daño.

¿Cómo ser activo?

La solución está al alcance de todos ya que no se debe depender de un gimnasio, un club o ser parte de un equipo deportivo, todo los movimientos que se realizan a lo largo del día suman. Se pueden repartir en sesiones cortas de 10 minutos, por ejemplo dejar estacionado el auto más lejos o bajarse unas paradas antes del ómnibus contribuyen a incorporar un estilo de vida activo. Levantarse cada una hora en el trabajo y caminar unos metros o subir y bajar escaleras, salir a comprar comida en vez de solicitarla. Realizar las tareas  del hogar así como jardinería, incluso pasear al perro son importantes para sumar movimiento al día a día. Incorporar caminatas y/o bicicleta como forma de trasladarse también muestra un efecto en la salud.

Poner límite a los tiempos de pantalla como televisión, computadora, videojuegos y celular, también son estrategias efectivas para promover un cambio progresivo, cotidiano y con beneficios en la salud personal, familiar, incluso de las futuras generaciones.

Recuerde: todo movimiento suma, incorpore progresivamente en su vida actividades y disminuya los tiempos sentados. Como todo gran cambio, se comienza de a poco, y ¡actuando ya!

"Pon tu salud en movimiento”

IPS, La Obra Social, Siempre Junto A Vos!!!